close
EntrevistasLetrasLiteratura

Francisco Concepción: “La cultura, si es verdadera cultura, siempre está alejada del dinero”

Francisco Concepción

Escritor y promotor cultural, ha hecho de los libros su forma de vida. Hablamos con Francisco Concepción.

7a4. Hace poco recibimos tu libro “El caso de la Pensión Padrón”, escrito junto a Ana Joyanes. Esta novela está basada en un suceso real ocurrido en 2010 en la Pensión Padrón, en Tenerife, ¿Por qué elegiste este hecho? ¿Qué fue lo que más te llamó de él?

Francisco Concepción. Creo que serán pocas las personas que no reflexionen al leer el titular de una noticia como “Los clientes de una céntrica pensión durmieron durante dos años sobre un colchón que escondía un cadáver”.

La noticia para mi actuó como un imán. De inmediato me surgieron muchas preguntas: quién era el muerto, cómo los clientes no se percataron de que dormían sobre un esqueleto, cómo terminó un cadáver bajo un colchón, imaginaba el escenario… y más cuando pasaba a diario por la puerta de dicho establecimiento.

"El caso de la pensión Padrón", de Francisco Concepción7a4. Es como una novela negra realista, un género que no creemos que exista en sí mismo. Hacéis una perfecta narración mezclando los hechos con la ficción, como si el lector fuera viendo una película, como si en lugar de letras fuera una cámara la que plasma ese realismo. Al ser un hecho real, ¿Cómo fue el enfocar la escritura del libro? ¿Cómo te organizaste?

Francisco Concepción. En primer lugar tratamos de distanciarnos un poco del caso. Nos pillaba muy cerca y nos apasionó desde el primer instante la historia para novelar. El objetivo era novelar lo que de verdad pudo suceder entre las paredes de dicha pensión. Existieron diferentes vías de investigación: la policial, la periodística y la nuestra. Se produjo también la circunstancia de que en medio del proceso de escritura se inició el juicio del caso, al que asistimos durante días y donde también conocimos e iniciamos una amistad con el abogado del único inculpado en el caso. Con toda esa información logramos construir nuestra novela, añadiendo ficción en las zonas oscuras o en las que no existían datos, que fueron muchas.

7a4. Un punto importante es cómo logras que la historia tenga personajes variopintos que a la vez enganchan, es decir, no solo nos engancha este macabro suceso sino también los personajes: la Toña, una puta un poco despreciable; Juanmi, el yonki violento que siempre va nadando entre drogas y alcohol; un enfermo mental, un vagabundo con mil vicios imaginables e inimaginables… ¿Cómo sueles trabajar los personajes?

Francisco Concepción. Los personajes están basados en personas reales, eso ayudó mucho; incluso a algunos los conocíamos. La historia ya tenía por sí sola la fuerza suficiente, por lo que nos centramos en edificar personajes potentes. También, al ser dos los autores, cada uno ponía toda su madera literaria sobre los personajes que creábamos o sobre aquellos con los que mejor empatizábamos. Este caso es un ejemplo en donde uno más uno no es dos sino que suman mucho más. Cada autor ponía una nueva capa sobre cada personaje.

7a4. Lo mejor es que el lector no debe juzgar los personajes, hacéis que todo se vea envuelto para que sean escuchados sea cual sea su papel, ¿Qué aporta cada uno a la novela?

Francisco Concepción. Me alegra mucho que este aspecto quede latente tras la lectura de la novela. Todos los personajes tienen su verdad y casi podemos decir que es justificada la forma en que se comportan o actúan: son el resultado de la sociedad que hemos creado. Son las ratas que pululan por la basura; basura que nosotros generamos y de la que no nos hacemos responsables.

7a4. Han denominado a tu novela “literatura explícita”: explicar las cosas como son, directas pero sabiendo navegar entre real y ficción. ¿Cómo explicarías esto tú? ¿Qué te parece?

Francisco Concepción. Creo que es una denominación o género bastante acertado. La historia requería dejar patente la agresividad que se produjo en el suceso, que cuando el lector entrase en la pensión notase a lo que olía… Los personajes que formaron parte del suceso no hablaban de hacer el amor, hablaban de follar, por lo tanto nosotros tratamos que transcribir lo que sucedió, lo que se dijo en aquellas paredes con el mismo vocablo de sus protagonistas, con una especie de cámara de alta resolución pero en este caso letras. El lenguaje no es gratuito, los escenarios no están construidos alegremente y la violencia no es como en las películas de Quentin Tarantino, cuando al director se le va la cabeza y empieza a desparramar sangre y violencia injustificadamente. Y con ello no quiero decir que el cineasta no lo haga con arte.

7a4. ¿Por qué La Esfera Cultural? ¿Qué nos puedes contar acerca de esta editorial?

Francisco Concepción. Podría ponerme intenso y vender mejor el producto o la marca pero La Esfera Cultural es un capricho casi unipersonal. Nació hace siete años de forma colateral a un programa radiofónico que dirigía Ana Joyanes y en el que yo participaba. Me propuse que lo que se transmitía en las ondas se concretase en algo más tangible. Poco a poco fue creciendo y se convirtió en un punto de encuentro de escritores y lectores, más tarde derivó en una editorial, nacieron convocatorias literarias internacionales, nació una revista y un fanzine en papel. Me gusta mucho la edición en papel. Y así hemos editado colecciones de marcapáginas, postales y otros muchos proyectos dentro de la marca La Esfera Cultural. No es un proyecto económico, como su nombre indica es cultural, y la cultura, si es verdadera cultura, siempre está alejada del dinero.

"El caso de la pensión Padrón", de Francisco Concepción

7a4. Centrándonos en ti como escritor y artífice de múltiples proyectos, ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Francisco Concepción. Siempre tengo proyectos en mente. Creo que eso también es un grave problema. Están los proyectos que estoy ejecutando: terminar de editar una antología de relatos de género negro titulada Lecciones de asesinos expertos, en la que participan interesantes firmas como Víctor del Árbol, Juan Bolea, Empar Fernández… y donde también participo como autor; concluir la novela que estoy escribiendo y corregir varias que tengo olvidadas en cajones y editarlas. Luego están los proyectos de complicada ejecución como producir y rodar El caso de la Pensión Padrón o montar en Tenerife un establecimiento donde se pueda representar teatro alternativo, actuaciones musicales, presentación de libros y exposiciones de arte. O lo que es lo mismo, un lugar donde perder dinero y ganar en espíritu y cultura.

7a4. ¿Cuál es el género con el que te sientes más a gusto y de cuál todavía no has escrito nada pero te atrae?

Francisco Concepción. No tengo un género preferido. Cada vez que me surge una historia que puede concluir en novela o en un simple texto el género aflora por sí solo. Solo sé que no me atraen el romántico, el erótico ni el fantástico.

7a4. ¿Crees que la gente lee menos o que lee con más exigencias?

Francisco Concepción. Sin duda creo que la gente lee menos. Hace muy poco tiempo no teníamos tanto ocio o alternativas para emplear nuestro tiempo libre. Apenas existía el cine, la lectura y el deporte, aparte del de toda la vida: el sexo. Los videojuegos, las plataformas digitales de contenido, la televisión a la carta, el exceso de oferta futbolística… nos han restado mucho tiempo de lectura y, sobre todo, de conversación. Pero aquellos lectores que mantienen el hábito de la lectura son ahora mucho más exigentes. La sociedad que vivimos está saturada de ofertas de todo tipo, permanecen solo las que tienen un sello diferente o de calidad.

7a4. ¿Cómo sueles concentrarte a la hora de escribir y enfrentarte a un libro? ¿Cómo es tu proceso creativo?

Francisco Concepción. Necesito mi espacio personal y silencio. Muchas veces recurro a tapones para los oídos. No tengo ningún proceso creativo especial. Me conformo con no tener sueño, dolor o que un problema importante no me ronde por la cabeza. El proceso creativo es pico y pala. No conozco otro.

7a4. ¿Qué escritores son tu inspiración o te gustan?

Francisco Concepción. Soy muy ecléctico para todo. Os pondré el ejemplo de la música. Si venís a mi casa podéis escuchar cantos gregorianos, jazz, música clásica o rock; incluso algo —muy poco— de salsa y bachata. Lo único que no soporto es reggaeton. Con la literatura me pasa algo similar: no tengo autores favoritos ni que me sirvan de inspiración. Grandes autores tienen en ocasiones malas novelas y viceversa. Como ejemplo pondría a Mario Vargas Llosa: la lectura de sus últimas publicaciones se me hacen cuesta arriba.

7a4. ¿Nos podrías recomendar tus libros favoritos, esos que piensas que deberíamos leer sí o sí?

Francisco Concepción. Esta pregunta me recuerda una vez que estaba en una gran librería —no quiero nombrar firmas—, llegó una chica y le preguntó al dependiente “¿Me aconseja una novela para mi jefe?”. La cara del dependiente se convirtió en un poema surrealista.

La literatura, como cualquier arte, es muy subjetiva. He visto catalogar una novela como una obra maestra y en la siguiente crítica ponerla a parir pero, si no me queda más remedio, me aventuraré a compartir que he disfrutado con dos novelitas muy humildes —me apasiona la novela corta—. Una es Intemperie, de Jesús Carrasco, y la otra La nieta del sr. Linh, de Philippe Claudel.

7a4. Colaboras en revistas, impartes talleres, colaboras en la radio… ¿De dónde sacas el tiempo? ¿Qué más proyectos te gustaría hacer?

Francisco Concepción. Creo que el tiempo no se saca, ni se compra, ni se roba: se administra o se le quita a cosas que no son provechosas. Si se lo quitas a tu familia mal asunto, pero puedes robárselo a cosas poco importantes y que consumen mucho. Creo que ese es el secreto. Últimamente me he dado cuenta de que las redes sociales me están quitando un tiempo muy valioso. Y eso que intento aprovecharlas en cosas productivas: promoción, creación de marca, asociarme a colectivos con los mismos intereses, búsqueda de colaboraciones… Nunca lo empleo en subir selfies con morritos. Voy a tratar de buscar un término medio.

¿Te interesa Francisco Concepción?
Puedes seguirle en Twitter
y comprar su libro en La Esfera Cultural y en Amazon.

Si ha despertado algo en ti la entrevista,
¿podrías dedicar un momento a comentar?
Solo te quitará un minuto.
¡Gracias por tu tiempo!

¿Nos vemos en las redes?

7a4 en Twitter: @revista7a4

7a4 en Facebook: /revista7a4

7a4 en Instagram: @revista7a4

Tags : Editorial La Esfera CulturalLibrosLiteraturaNovela negra
Revista 7a4

The author Revista 7a4

7a4 es una revista digital centrada en la profundización de la información. Para ello, nosotros, Isabel Ginés y Carlos Gonga, entrevistamos codo con codo a gente no necesariamente mediática pero sí con mucho que decir.

Leave a Response